banner multidioma

banner multidioma

iati

iati
Haz Click en este banner para contratar tu seguro y conseguir el descuento

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Descripción Programa Voluntariado P2 - Eco-trekking cultural y alternativo

PROGRAMA P2 - ECO-TREKKING CULTURAL Y ALTERNATIVO EN EL NORTE DE TAILANDIA

La asociación Udutama tiene como uno de sus objetivos sensibilizar sobre las formas de vida y sobre las problemáticas de las minorías étnicas con las que colabora. La aportación de las personas voluntarias en este programa consiste en su propia participación, pues de esta forma están ayudando a que las comunidades locales se beneficien directamente del turismo y que éste se practique de forma responsable, aprendan a autogestionarse y den a conocer sus culturas minoritarias, seriamente amenazadas. La asociación Udutama, mediante visitas periódicas sobre el terreno, avala el carácter social del programa y, mediante evaluaciones anuales, intenta que la experiencia de las personas voluntarias sea plenamente satisfactoria.


Situación sociopolítica, económica y cultural de las minorías étnicas del  norte de Tailandia

Los montañosos terrenos donde confluyen Myanmar (antigua Birmania), Tailandia, Laos, Vietnam y el sur de la China, acogen desde hace cientos de años una rica variedad de etnias con sus respectivas marcas culturales que conforman su identidad. Se les conoce por “tribus de las montañas” (“hill tribes”) y así se autodenominan ellos mismos. La formación de los


diferentes Estados de esta zona del sudeste asiático ha establecido unas fronteras fijas donde siempre ha habido un trasiego de personas hacia valles más fértiles o con menor presión demográfica. Con las fronteras ya delimitadas, a finales del siglo XIX y principios del XX empezaron a entrar en Tailandia personas de diferentes minorías étnicas procedentes sobre todo de Birmania, donde ha habido una presión constante del poder militar sobre la población local indígena. Empezaron a fundarse poblados Akha, Lahu,

Lisu o Karen, entre otras  etnias, pocos años después de la fundación del reino de Tailandia como lo conocemos en la actualidad. Sin embargo, las autoridades y la propia población tailandesa siempre han mantenido una actitud recelosa hacia sus minorías del norte, no exenta de prejuicios. Sus particulares formas de vida son consideradas sucias, sus creencias, primitivas, su agricultura, perjudicial para el medio ambiente. Como consecuencia, las políticas públicas hacia las minorías se han caracterizado,  por un lado, por el intento de asimilación cultural anulando sus raíces identitarias y, por otro, por las trabas burocráticas constantes a reconocerles como ciudadanos tailandeses, dificultando así su integración social. Al mismo tiempo, la modernización e industrialización propias de nuestro mundo globalizado han generado nuevos riesgos y retos para el futuro de estas comunidades.

Nuestras contrapartes locales: Asociaciones y compañías locales para el desarrollo de las tribus de las montañas

Son organizaciones que trabajan desde hace unos años como asociaciones o pequeñas compañías de guías formadas por personas que pertenecen a minorías étnicas del norte de Tailandia.

Son organizaciones basadas en la comunidad, fundadas y gestionadas por personas de las tribus de las montañas, con el objetivo de fortalecer la posición y la cultura dentro de Tailandia de las minorías étnicas. Intentan desarrollar oportunidades y capacidades para sus comunidades. Tratan de desarrollar la economía local y al mismo tiempo proteger el medio ambiente.
El principal trabajo es el fortalecimiento de las actividades basadas en la comunidad que lleven a la suficiencia económica. Estas acciones están equilibradas con la historia, la cultura y las normas sociales de las tribus de las montañas para asegurar un desarrollo sostenible y compatible con los deseos de la población local.

Desde el año 2012 hasta la fecha, miembros de la asociación Udutama hemos podido comprobar sobre el terreno los rasgos que diferencian claramente a estas organizaciones de otras compañías privadas que organizan circuitos turísticos similares por la zona. En particular:

Los guías locales cobran un salario más justo por su trabajo que les permite seguir viviendo en sus poblaciones, y además reciben formación constante por parte de la organización

Todos los guías pertenecen a los poblados donde van las personas participantes, lo cual redunda en explicaciones más exactas y completas sobre su cultura

Se paga mejor a las familias que acogen huéspedes que siguen un sistema de rotación para repartir mejor los beneficios

La organización además invierte sus beneficios en proyectos comunitarios como el apoyo a la escolarización de menores, el cuidado de la gente mayor y la conservación del entorno, entre otros


Voluntariado de eco-trekking cultural y alternativo en el norte de Tailandia

La asociación Udutama, conjuntamente con nuestras contrapartes locales, ofrecemos un voluntariado breve pero intenso, de tan solo 5 días. Durante estas jornadas se combinan actividades propias de un voluntariado con otras de turismo étnico-cultural, activo y ecológico.
Realizando este voluntariado con la organizació se está contribuyendo al desarrollo local y  sostenible de las minorías étnicas de la zona, permitiendo así que el beneficio del turismo llegue directamente a las comunidades que se están visitando. Por otra parte, las actividades propias de un voluntariado, teniendo en cuenta la corta duración del mismo, como practicar inglés básico con menores en una escuela o ayudar en las tareas agrícolas propias, según la temporada, forman parte de la ayuda directa del voluntario a la comunidad.
Todas las actividades son respetuosas con el medio ambiente.
Los grupos serán de un máximo de 10 personas.

Público al que se dirige

Los estándares de vida en los poblados son muy diferentes de los de nuestra vida cotidiana en la ciudad. Pero si se viene con la mente abierta, es posible disfrutar mucho de esta experiencia tan distinta durante estos días.

Las personas que se apunten han de ser capaces de:

Caminar como máximo unas 3 horas al día con un desnivel máximo de unos 250 metros, en ocasiones bajo la lluvia

Utilizar baños locales (agujero en el suelo y cubo de agua)

Lavarse con agua fría y a veces sin ducha

Comer tres veces al día la típica comida tailandesa, a base de arroz y fideos principalmente

Vivir sin electricidad

Tolerar la compañía de pequeños insectos

Estar rodeado de animales domésticos como cerdos, pollos y gallos que pueden despertarte muy pronto por la mañana

Dormir en suelos de bambú junto a otras personas.

      -    Hablar inglés de nivel medio
(atención, los guías sólo hablan inglés, no castellano)



Qué hacer y qué no hacer

El turismo basado en  la comunidad por principio tiene que ser muy respetuoso con las costumbres y formas de vida locales. Por ello se mostrará a las personas voluntarias una serie de indicaciones de lo que se puede y lo que no se puede hacer durante la visita a los poblados, como por ejemplo, no dar dulces a menores o pedir permiso antes de hacer una foto a alguien.

ACTIVIDADES

El programa empieza siempre un lunes a las 10:00 y termina el viernes siguiente a las 17:00.



Sobre las 10 de la mañana del lunes, la organización local pasará a recoger a las personas voluntarias en el hotel o “guesthouse” en el que se aloje en la ciudad de Chiang Rai. Unos días antes los voluntarios tienen que haberse puesto en contacto con los organizadores, ya sea por email o por teléfono, para informar dónde se encuentran alojados

La rutina de cada día será:

- desayuno sobre las 8:30
- realizar un trekking por la mañana de entre 2 y 3 horas o una actividad de voluntariado
- comida sobre las 12:30
- actividades comunitarias de voluntariado o de aprendizaje sobre la cultura local
- cena sobre las 18:00
- juegos y conversaciones sobre las culturas minoritarias, hasta las 21 o 22 h



Se visitarán poblados de las minorías étnicas Akha y Lahu, donde se pernoctará en casas particulares. Atención, las familias que acogen a los voluntarios son muy sencillas y viven de una forma muy simple, con recursos y servicios muy limitados. Los voluntarios tendrán que adaptarse a esta forma de vida. También se realizarán breves visitas a un poblado Karen y a uno Yao o Mien.



Los guías explicarán las características culturales de estas minorías étnicas, a las que ellos mismos pertenecen, así como sus formas de vida.



Entre las actividades a realizar están:

- junto al río, aprender a cocinar la "comida en bambú"
- aprender trucos de supervivencia en la jungla, cómo cortar bambú, cómo hacer vasos y “chopsticks” de bambú
- visita un campo de elefantes y paseo opcional
- recolectar comida y aprender a cocinar
- trekking a una cascada y baño
- juegos con los niños del poblado
- practicar deportes locales
- conversar con las personas locales
- visita de un museo de las tribus de las montañas (20 bahts)
- visita a una plantación china de té
- visita y relax en aguas termales (40 bahts)

Las personas voluntarias, durante alguna de las mañanas o tardes en los poblados, pueden escoger alguna de entre las siguientes actividades de voluntariado:

- enseñar inglés o la propia lengua a los niños de la guardería local
- aprender cómo confeccionar artesanía local
- ayudar en trabajo comunitario, dependiendo de las necesidades del momento (trabajo agrícola en campos de arroz o de piña, o trabajo de construcción, básicamente)




Precios por persona:

1 persona: 8500 bahts
2 ó mas personas: 7000 bahts por persona

La cuota de compromiso de participación de 50 € que se paga al principio del proceso de inscripción no está incluida en este precio, sino que se paga aparte.

Incluye:

agua durante las comidas
4 desayunos en casas particulares
5 comidas de picnic (un plato principal)
4 cenas en casas particulares
4 noches de alojamiento en casas particulares
24 horas x 5 días de guías locales.
seguro
el transporte por carretera desde que se recoge a las personas voluntarias en su hotel o “guesthouse” de Chiang Rai hasta que se les deja de nuevo allí


NO incluye:

La entrada al museo (opcional, 20 baht / persona)
Relax en las aguas termales (40 bahts en la piscina)
Bebidas extras
Viaje hasta la ciudad de Chiang Rai, en el norte de Tailandia


Nota importante:

Los guías locales sólo hablan inglés. Por lo tanto, se requiere que las personas voluntarias tengan un mínimo nivel de inglés para relacionarse en el día a día y entender las explicaciones

Grupos y fechas

Los grupos son de un máximo de 10 personas. Cada participante ha de escoger en el formulario de inscripción, el día (siempre un lunes) que desea comenzar.


Recomendaciones sobre qué llevar

Se ha de tener en cuenta que julio y agosto son meses de lluvia en Tailandia. Eso no quiere decir que llueva siempre o todos los días pero sí que hay que venir preparado. Se trata de lluvias cortas e intensas pero como la temperatura es calurosa no son tan incómodas como en otras latitudes.
Además de los artículos de aseo y ropa personales que cada cual desee, se recomienda traer lo siguiente:

Chubasquero y calzado de trekking (básicamente que no resbale)
Traje de baño y camiseta para bañarse
Saco de dormir ligero (puede ser tipo sábana) y toalla pequeña
Repelente anti mosquitos
Linterna
Agua para los trekkings (se puede comprar en los poblados)
Fotos de la familia, amigos, casa o país, para romper el hielo en las casas particulares


Recomendamos traer una pequeña mochila para el trekking. El resto de equipaje que no se vaya a necesitar se puede dejar en la oficina de la organización o lo pueden guardar en el hotel o guesthouse donde se hayan alojado los voluntarios.

Para más información se pueden leer diferentes artículos sobre los Akha, su cultura y sus problemas, en nuestra web www.udutama.org .





¡Muchas gracias por tu participación!

No hay comentarios:

Publicar un comentario